miércoles, 20 de diciembre de 2006

El enviado del Dalai Lama teme por Tibet cuando el Dalai Lama Muera


ENVIADO TEME POR TIBET CUANDO EL DALAI LAMA MUERA
Por Lindsay Beck
Reuters
5 de diciembre de 2006

Beijing – El enviado principal del Dalai Lama, en comentarios poco frecuentes sobre el proceso de diálogo con China, ha advertido sobre una potencial inestabilidad a menos que el asunto del Tíbet esté resuelto durante el tiempo de vida del líder espiritual de 71 años.

Lodi Gyari, además enfatizó el compromiso del Dalai Lama de una mayor autonomía dentro de China, en lugar de independencia, pero dijo que como respuesta el gobierno chino debería hacer un nuevo trazado de sus límites para unir a los tibetanos étnicos en una región.

"El gobierno chino ha hecho nuevos trazados de sus límites internos cuando esto ha sido conveniente a sus necesidades y podría hacerlo de nuevo en el caso de Tíbet para fomentar la estabilidad y ayudar a asegurar que las características tibetanas permanezcan intactas" dijo él en un discurso en la Institución Brookings en Washington.

"… el pueblo de Tíbet, también, anhela estar bajo una entidad administrativa de modo que su modo de vida, tradición y religión puedan ser más efectiva y pacíficamente mantenidos"

Una transcripción de sus comentarios del 14 de noviembre –los primeros en la profunda cuenta del diálogo China-Tíbet- fue colocado en el sitio web del instituto (www.brookings.edu)

Cerca de la mitad de los tibetanos chinos viven en la Región Autónoma de Tíbet, la remota, montañosa área de la que el Dalai Lama huyó en 1959 luego de una fallido levantamiento contra el gobierno comunista chino.

El resto vive en partes de las provincias occidentales chinas de Gansu, Qinghai, Sichuan y Yunnan, que son consideradas parte del Tíbet histórico o cultural.

Unir a los tibetanos en esas regiones no sería un esfuerzo de crear "un Tibet más grande" o de abrigar un plan separatista, dijo Lodi Gyari, sino contener un deseo de restaurar la integridad de los tibetanos como una nacionalidad diferente dentro de China.

FURIA EN EBULLICIÓN
Cinco rondas de diálogo entre China y los enviados del Dalai Lama han estado envueltas en el secreto desde que comenzaron en el 2002, pero Lodi Gyari dijo que desde que los oficiales chinos están hablando con mayor franqueza, el punto de vista tibetano debería ser escuchado también.

No se han dado grandes pasos adelante en el diálogo entre los enviados del Dalai Lama, quien vive en el exilio en la estación de montaña india de Dharamsala, y el Departamento Laboral del Frente Unido chino, pero las negociaciones en sí mismas fueron un logro, dijo Lodi Gyari.

Pero él advirtió que la ventana para resolver el asunto podría cerrarse con la muerte del Dalai Lama.

"Algunos detractores en el gobierno chino parecen creer que las aspiraciones del pueblo tibetano se esfumarán una vez que el Dalai Lama fallezca. Este es un enfoque peligroso y miope" dijo él.
"En ausencia del Dalai Lama, no hay forma de que la población entera sea capaz de contener sus resentimientos y furia. Y eso solo lleva a unos pocos individuos o grupos a crear mayor inestabilidad. Este no es una amenaza, sino una declaración de hecho".

Algunos tibetanos en el exilio, particularmente en el Congreso de la Juventud Tibetana, han expresado frustración con el "Camino del Medio" del Dalai Lama" y llaman por una línea más dura.

Lodi Gyari dijo que la falta de confianza de China en el Dalai Lama, a quien Beijing tilda como un separatista y traidor, fue "uno de los obstáculos más críticos" para el diálogo, y repitió que el hombre reverenciado por los tibetanos como dios-rey era sincero.

Thubten Samphel, un vocero del gobierno tibetano en el exilio, dijo que no había habido respuesta oficial china a los comentarios de Lodi Gyari, ni al largo pedido del Dalai Lama de visitar China.

El Ministro chino de Exteriores y la Oficina de Información del Consejo de Estado no respondieron inmediatamente a los faxes enviados por comentarios sobre el discurso.